Asociación G. para la Libertad de Idioma
AGLI

La Coruña, España

R.N.Asociaciones: 80.224, CIF: G-15200553
    agli.geo-yahoo.com  
(no olvide cambiar - por  @)
www.libertadidioma.com

Desde 1.988 defendiendo los derechos humanos y constitucionales
de los que hablamos el idioma español.
Si no hemos conseguido mucho, es muy probable que una parte de la culpa sea tuya.

 

Feliz

Una         opinión crítica contra los nacionalismos

En         Defensa de los Derechos Constitucionales de los que hablamos el Idioma         Común Español
FelñFiRecortes de Prensa    Última actualización 19 18 17 16 15 14 13 12 11 10 9 8 7 6 5 4 3 2
1 31 30 29 28 27 26 25 24 23 22 21 (act),  20 (re-act),  19 18 17 16

Los recortes de ayer al final de la página

Limitación en los recortes de prensa
Nota del Editor 8 Noviembre 2019; 30 Agosto 2020, 22 Diciembre 2020

Desde hace algún tiempo, algunos de los medios de los que recortábamos material con objeto de formar una especie de biblioteca con una visión
crítica a los nacionalismos, están cambiando al acceso de pago, así que cada vez disponemos de menos información.

Libertad Digital: algunos artículos solo para suscriptores
La Razón: solo el editorial, resto para suscriptores
El Mundo:  España, resto para suscriptores
El confidencial: solo para suscriptores
La Tribuna del País Vasco: no permite copiar
La Voz de Galicia:  solo para suscriptores
El Español: lectura limitada a algunos artículos al mes, resto para suscriptores
La Gaceta.eu: desaparecido
ABC: solo el editorial, resto para suscriptores

Medios aún libres:

okdiario
esdiario
Voz pópuli
crónica global
gaceta.es
rebelionenlagranja.es
Estrella Digital: poco relevante
Periodista digital:
República. muy escorada, pocos artículos relevantes
Diario sigli xxi: pocos artículos relevantes
La Opinión: poco relevante

   ******************

 

Lenguas inútiles - Y ahora Ucrania, tomad nota
                    idiotas!!

 

Euro and Europe doomed by Spain's inefficiency
AGLI Editor. 22 August 2012

The Spanish government has no intention to attack the intrinsic inefficiency problem, otherwise it should already have abolished the laws of  regional languages. This measure  would destroy inefficiencies affecting market, work force, education, legal, procedural, health, security systems and more. This measure has no cost, and benefits are outstanding.

Spain has seventeen regional governments partitioning the country with laws and languages. Therefore, the disassembly of the regional system, by abolishing the laws of the regional (and many local) governments and reducing the redundant government employees is also compulsory. This measure means a heavy social cost, two million people should be laid off, but the private sector could recover and start creating productive jobs. As a byproduct, professionals of politics would probably disappear (as they are the problem). 

Spain will sink the Euro and Europe unless it returns to common language and law.
AGLI Editor. 22 August 2012 

The deep problems of  Spain's economy are paving the way to the destruction of the Euro and Europe and the Spanish governments have no intention to fix their problems, otherwise the first measure with zero cost, returning to the spanish common language by abolishing all laws of  regional languages, should already have been taken. 

Basically, the inefficiencies of the governments and the unnecessary expenses are so high that no tax system can survive after the depletion of its citizens. 

Spain has a multitude of regional governments (seventeen) with many of them using different regional languages instead of the Spanish, and consequently the country is divided by laws and languages, the work force can't move unless families surrender themselves and the education of their children from their mother spanish language to the regional languages, government employees are valued more for their knowledge of the regional language than anything else, enterprises have to cope with many different and opposing laws written in different regional languages, and have to translate their operating  business systems to them. 

Therefore, should the Spanish government have any intention to fix the problem, the first measure should have been to abolish all the laws concerning regional languages, letting the Spanish be the common language. This measure  would destroy many inefficiencies affecting market, work force, education, legal, procedural, health, security systems and more. This measure has no cost, on the contrary benefits are absolute neccesity. 

The second measure should be the disassembly of the regional systems, abolishing the laws of the seventeen regional (and many local) governments and reducing the redundant and unnecessary government employees. This measure has a very heavy social cost, around two million people should be laid off, but by reducing those, unnecessary expenses, the private sector could recover and start creating productive work. As a byproduct, the superfluous class of professionals of politics would probably disappear (they are the problem).


El español: una lengua viva. Informe 2016. Instituto Cervantes
http://www.cervantes.es/imagenes/File/prensa/EspanolLenguaViva16.pdf

La colección de 'El valor económico del español', un homenaje a nuestro idioma
Fundacion Telefonica 3 Marzo 2017

 

Descárgatelos gratis http://email.fundaciontelefonica.com/re?l=D0Ilily6zI5ztd4nnIh

Descárgatelos gratis

Esta ambiciosa obra analiza la importancia que tiene el español como activo de las empresas que impulsa su internacionalización en mercados donde se habla el mismo idioma.

¿Sabías que las industrias culturales en español aportan hoy más de 30.000 millones de euros anuales? ¿Y que nuestra lengua es la tercera en la Red y que el 7,9 % de los usuarios de Internet se comunican en español?

Son datos extraídos de la investigación 'El Valor Económico del Español', formada por 14 títulos, una ambiciosa investigación sobre la cuantificación económica de nuestra lengua, como una forma de lograr que apreciemos el valor cultural de este activo hablado por una comunidad formada por más de 500 millones de hispanohablantes.

Te recordamos que en nuestra web están disponibles los 14 títulos gratuitos que conforman 'El Valor Económico del Español':

Atlas de la Lengua española en el mundo. Presentación gráfica y didáctica de la situación del español dentro de la riqueza y diversidad del universo de las lenguas. En 2016 ha salido la tercera edición revisada y ampliada de la obra.

Lengua, empresa y mercado. Analiza la importancia del español como activo que impulsa la internacionalización de las empresas en mercados que hablan el mismo idioma.

El futuro del español en EE.UU: La lengua en las comunidades de migrantes hispanos. El español es la 2ª lengua más hablada en Estados Unidos gracias a que las segundas generaciones de inmigrantes la mantienen como segunda lengua tras el inglés, un hecho novedoso en la historia de este país, conocido por ser un “cementerio de lenguas”.

El español, lengua de comunicación científica. Este libro analiza los aspectos cuantitativos y cualitativos del español como lenguaje científico y tecnológico.

El español en las relaciones internacionales. Un recorrido por la presencia del español en foros y organismos internacionales y su futuro en el mundo globalizado.

Valor económico del español. Compendio de conclusiones de la primera parte de la investigación sobre la proyección del español en tanto que lengua de comunicación internacional.

El español en los flujos económicos internacionales. Más de 500 millones de hablantes hacen del español un importante ‘puente económico’ sobre el Atlántico.

Economía de las industrias culturales en español. El español como lengua global aparece como un importante motor del desarrollo de las industrias culturales.

Lengua y Tecnologías de la Información y las comunicaciones. Existen vínculos lingüísticos en el patrón geográfico de internacionalización de las operadoras de telecomunicaciones.

El español en la Red. El informe analiza la presencia de páginas web en español en la Red y las consecuencias que Internet tiene sobre la vida de las lenguas.

Emigración y Lengua. El papel del español en las migraciones internacionales. Estudia el efecto que tiene una lengua como el español en los procesos de decisión y en los resultados laborales y sociales del emigrante.

Las Cuentas del Español. Aborda uno de los aspectos cruciales de este ambicioso proyecto: la cuantificación del español en términos como el PIB o el empleo generados en la economía española en los últimos años.

La economía de la enseñanza del español como lengua extranjera. La enseñanza del español a hablantes de otras lenguas genera empleo y valor añadido.

Economía del español. Una introducción. Introducción del proyecto de investigación ‘Valor Económico del español’ que cuantifica la actividad productiva o de intercambio que la lengua aporta a la economía.


*******

Si te importa España, diez acciones indispensables
Nota del Editor 1 Noviembre 2011

  la lengua española para unificar mercado, educación, sanidad, justicia, legislación, seguridad, anulando toda la legislación sobre lenguas regionales.

 desmantelar el tinglado autonómico.

3ª  deshacerse de la enorme casta de profesionales de la política

4ª  simplificar y reducir el enorme aparato burocrático y millones de funcionarios

5ª deshacerse del intervencionismo de un estado ineficiente y depredador de los recursos de la clase media

6ª deshacerse de un estado indoctrinador y comprador de votos de unos con dinero de otros

7ª  arreglar un sistema educativo desastroso con menos medios y más responsabilidad

8ª  educar en valores humanos a una sociedad indoctrinada y adormecida

9ª liberalizar y optimizar un mercado fragmentado e ineficaz

10ª arreglar una justicia irracional, politizada, lenta, incompetente e irresponsable con menos medios y más responsabilidad

******

El Nacionalismo Obligatorio en las Aulas
Por Ernesto Ladrón de Guevara y Arbina.

A LAS PERSONAS QUE HAN SACRIFICADO SU BIENESTAR PARA HACER PREVALECER LA VERDAD
(Vitoria, año 2011)
394 páginas

www.educacionynacionalismo.com

******
La "normalización lingüística", una anormalidad democrática. El caso gallego
Dedicado "A todos aquellos que piensan que los idiomas se hicieron para las personas y no las personas para los idomas"
Manuel Jardón     (1.284KB, formato .pdf)  Nota: si no consigue descargar el libro completo, pulse el botón derecho de su ratón y
seleccione "Guardar destino como" en
Internet Explorer o "Guardar enlace como" en FireFox.

La normalización lingüística, una anormalidad democrática. Manuel Jardón

Por la normalización del español: El estado de la cuestion, una cuestion de Estado.
FADICE      (747KB, formato .pdf )

Índice General

Recortes de Prensa   19 junio 2021
Boletines
Artículos y Conferencias
Bibliografía  
 Legislación
Enlaces/links
English
© Copyright

Del libro de Manuel Jardón

"A todos aquellos que piensan que
los idiomas se hicieron para las
personas y no las personas para los idiomas"

 

 

AGLI Recortes de Prensa   Sábado 19  Junio  2021

Tabernarios o golpistas
Javier Somalo. Libertad Digital 19 Junio 2021

No se sabe por qué extraña razón todos los esfuerzos institucionales para salir de la crisis derivada de la pandemia se centran en Barcelona. Los grandes del Ibex se van a Barcelona y vaticinan que la economía española "se va a salir del mapa" entre discursos de Ada Colau y Pere Aragonès, que son los que de verdad se quieren salir del mapa pero con el dinero ajeno.

Ahora resulta que la luz al final del túnel es el indulto a unos golpistas. ¿Y quién ha decidido eso? El poder, que no es sólo el Gobierno. Y ahí está Antonio Garamendi junto a las más grandes empresas de España celebrando con Pedro Sánchez "la alegría de vivir": sin mascarillas por la calle, con los presos indultados y con muchos millones de euros cayendo del cielo, ya veremos para quién.

Van a Barcelona, se dejan ver, hablan de lo suyo. Pero tiene que ser en Barcelona, cosa normal. Allí no hay tanques. No se escuchan tiroteos. Los fachas son unos exagerados. ¿Cómo van a haber dado un golpe de Estado esos infelices? Venga, a la calle y a traer a Barcelona, a empujones, todos los congresos posibles con nombres en inglés, que ya bajarán impuestos los doctrinarios de Madrid a las empresas que huyeron del nacionalismo.

La clave es contribuir a dar una imagen de normalidad que no es cierta. Los grandes de Ibex también veían simpáticos a los de las tiendas de campaña de mayo que siguen quemando sus cajeros y rompiendo sus cristales. Y sin embargo huyen de las manifestaciones de Colón, donde se dan cita muchos miles de personas que dejan la ciudad igual de limpia, si no más, cuando acaba la protesta. No hay botellones, no hay cristales rotos, ni saqueos, ni pintadas, ni barricadas, ni amenazas. En Colón se protesta y después, a seguir trabajando o a descansar para trabajar al día siguiente, que hay facturas e hipotecas que pagar. No se ve a los normalizadores del Ibex por allí. Sí en Barcelona, girando en torno a los ejes que importan: lo verde y lo digital. Y nada más. ¿En qué modelo de país? ¿Con qué libertades y seguridades jurídicas?

Algunos temen más la espontaneidad racional de Ayuso —sobre todo, en Génova, 13— que las bravuconadas golpistas de un separatista o de un presidiario a punto del indulto. Mola Barcelona y mola el Círculo. Nos dicen las crónicas de muchos periódicos que allí empezará todo, que será como el año cero: el perdón, la reconciliación y la recuperación. Namasté.

¿Por qué con Ada Colau en Barcelona y no con Rosa Díez en Colón? ¿Por qué con Garamendi en el Círculo y no con Fernández Lasquetty en la Puerta del Sol? ¿Por qué sufrir plantones, escarceos, pitadas y chantajes si hay ovaciones esperando? Entre todos, dejamos que se oigan más unas cosas que otras huyendo de la auténtica normalidad, la de una España que es decente, quiere trabajar y cree en la Justicia, no en la venganza. Esto último es tan indiscutible como el medio siglo de terrorismo que pasamos sin revanchas personales de las víctimas.

Dicen los medios aduladores de comunicación que el Círculo no es independentista y que no le gustó nada lo de octubre de 2017. Pero añaden que allí no se andan con bobadas de la nación, de la Transición, del 78 y otros rollos derechistas que lastran el desarrollo auténtico, digital, verde, apolítico y modernísimo. Allí hay agendas 2030 y 2050, y hasta de más lejos, lo bastante como para no verlas cumplidas. Allí es todo muy proactivo, por momentos disruptivo y siempre resiliente.

Jordi Gual, vicepresidente del Círculo vicioso de Economía le pidió a Pablo Casado que apoyara los indultos, que hiciera como Garamendi el de la CEOE, probar a ver qué pasa. El presidente del PP aguantó el tono en lo fundamental mejor que otras veces, mejor desde luego que en su entrevista de campaña con RAC1 pero cayó en el tremendo error de asistir cuando estaba en su mano demostrar que la recuperación de España nada tiene que ver con los Jordis ni con Junqueras.

Las medidas de Madrid
Es en Madrid, y no en Barcelona, donde despegará España a pesar Sánchez, del Garamendi condecorado y subvencionado, de los obispos de Montserrat y del Ibex. Porque la casualidad ha querido que el contrapunto al bodrio Circular haya sido la formación del Gobierno de la Comunidad de Madrid tras el providencial 4 de mayo.

Y en Madrid llegará la mayor rebaja del IRPF de su historia. Y no, no será sólo para los ricos porque beneficiará sobre todo a rentas medias y bajas, más de tres millones de contribuyentes. El mejor resumen lo ha hecho la propia aspirante durante el debate: "Es mucho más fácil tutelar a quien es pobre y dependiente que a quien es libre y autónomo".

En Madrid se protegerá una educación de calidad frente al abandono altivo y clasista de Celaá. En Madrid se protegerá a los propietarios —personas normales y corrientes de derechas y de izquierdas— frente a los okupas. En Madrid se fomentará la natalidad y en Madrid se podrá heredar el trabajo y el esfuerzo de toda una vida sin volver a pagar por ello.

¿Mejor en Barcelona? ¿Mejor con el independentismo restaurado? ¿Piensan los normalizadores que los indultados se van a dedicar al punto de cruz y a observar estrictamente la Ley? ¿Creen que la factura de la luz, la del teléfono o la hipoteca se pagará mejor con las políticas que han permitido abrir bares en la pandemia y que ahora bajan impuestos o con indultos a golpistas? ¿Qué opinan los sectores turístico y hostelero de Cataluña, Valencia, Castilla La Mancha…? ¿Mejor con los golpistas y los indultos o con los tabernarios y menor presión fiscal?

Hay medidas políticas que surgen de ideas y que se han demostrado eficaces a lo largo de siglos. Y hay ideas que siempre destruyen lo propio y lo ajeno. En España esa diferencia está muy clara. No hay razón para que la clase empresarial haya elegido el lado que más daña la convivencia, aunque sea el que representa nuestro Gobierno.

El dinero y la paradoja de la abundancia
Juan Manuel López Zafra. Vozpopuli 19 Junio 2021

“El dinero vale más donde y cuando falta que donde y cuando abunda”, Martín de Azpilcueta

Surge con cierta fuerza el recurrente tema de la inflación. Uno de los mantras que hemos venido escuchando desde el cierre en falso de la crisis financiera es que la ingente inyección monetaria de los bancos centrales y su política de tipos cero no ha provocado inflación. Y digo mantra porque, evidentemente, la afirmación no es cierta, pero se emplea como bálsamo para justificar políticas monetarias que no han hecho más que deteriorar la capacidad adquisitiva de los ciudadanos. Por supuesto, los defensores del mantra se apoyan en que los precios de los bienes de consumo que recogen los correspondientes índices de precios no se han visto afectados, desde el momento en que, efectivamente, el dinero no ha llegado a los ciudadanos. Como explicaba el pasado mes de septiembre, el dinero no ha desaparecido, el dinero ha escapado a los mercados financieros.

Resulta cuanto menos curioso que, en la mayor crisis económica en 90 años, los índices de los principales mercados se encuentren en valores máximos históricos. Mientras mis colegas siguen viendo de qué manera pueden explicar la subida de precios de los bienes de consumo que, inevitablemente, llegará con la mayor emisión monetaria de la historia de la humanidad (sólo la Unión Europea pretende distribuir más de 800.000 millones de euros en su plan Von der Leyen, mientras los EEUU dedicarán seis billones de dólares a “rescatar” la economía), los mercados financieros viven quizá la mayor fiesta de su historia. El interés por el Bitcoin se disparó con la llegada de los cheques de 1.400 dólares aprobados el Gobierno norteamericano como vía de financiación directa al ciudadano.

Mientras veinte millones de norteamericanos perdían su trabajo durante la pandemia, las 650 principales fortunas del país, todas mil millonarias, veían incrementar su capital en más de una tercera parte, pasando de los 3.400 millones a los más de 4.600 millones de dólares. Eso, considerando sólo sus activos bursátiles. No sólo son más ricos, sino que, además, son más. En el año transcurrido desde marzo de 2020, cada 17 horas se asomaba un nuevo mil millonario a la lista Forbes. Y no vean aquí una crítica rancia a los ricos, tan habitual como ridícula, sino una a la incoherencia que supone pretender dar la misa mientras uno mismo hace repicar las campanas.

Resulta que los defensores del estímulo se llevan las manos a la cabeza cuando observan que lo único que estimulan es el gasto, la riqueza de los más ricos y la pobreza de los más desfavorecidos. Ante la situación, mil veces repetida desde 1929, es fácil imaginar que mis colegas habrán advertido a los políticos de la incongruencia que supone plantear políticas que fallan en lo más básico, y habrán recomendado una cierta austeridad y reordenación de las finanzas públicas. Olvídenlo. La respuesta es siempre la misma: si hay más ricos, subámosles los impuestos. ¿Y quiénes sino ellos pueden construir la mejor estructura fiscal para evitar pagar impuestos? ¿Y quiénes somos los que acabamos pagando la fiesta? El consenso es el que lleva a pedir más gasto público, y por ende más deuda, y luego reclamar impuestos por lo insoportable que resulta que, en España, la última alcance el 125% del PIB. Fue Martín de Azpilcueta, allá en el S. XVI, el primero que explicó la paradoja de la abundancia.

Como por experiencia se ve que, en Francia, donde hay menos dinero que en España, valen mucho menos el pan, el vino, los paños, la mano de obra, los trabajos; y también en España, en la época en la que había menos dinero, se daban las cosas vendibles, la mano de obra y el trabajo de los hombres por mucho menos dinero que después, cuando se descubrieron las Indias y se cubrió el reino de oro y plata. La causa de esto es que el dinero vale más donde y cuando falta que donde y cuando abunda, y lo que algunos dicen, que el hecho de que la falta de dinero baje todo lo demás nace de que, si sube de sobra, lo hace parecer más bajo, igual que un hombre bajo junto a uno muy alto parece más pequeño que junto a alguien de su estatura.

Multiplicar la miseria
No se es más rico por tener más dinero, sino porque el dinero compre más. La inundación de oro y plata en Sevilla que analizó Martín de Azpilcueta, o la emisión sin contención de la república de Weimar, son sólo dos ejemplos que nos deja la historia. Cuando nunca, jamás, el gobierno ha ahorrado en la parte alta del ciclo económico, no puede reclamarse la acción del multiplicador keynesiano. Porque entonces ocurre lo que viene ocurriendo desde hace décadas: que lo único que se multiplica es la miseria.

Normalizar, dialogar y hacer algo, tres falacias y un objetivo
Agustín García. okdiario  19 Junio 2021

Resiliencia, sostenibilidad, inclusión, regeneración… y ahora normalizar. Hazte con una buena palabra y habrás ganado el relato. Y eso ha hecho (ha vuelto a hacer) Sánchez. Normalizar suena bien y el que se oponga se quedará en el lado oscuro (y perderá sus subvenciones).

Pero, ¿qué es normalizar? La RAE nos dice que es regularizar o poner en orden lo que no lo estaba. Hacer que algo se estabilice en la normalidad, en lo habitual u ordinario. Y qué significa ello en Cataluña, ¿qué es lo habitual u ordinario en Cataluña?

¿Es el tú me apoyas en el Congreso y así yo gobierno?, ¿el tú pide por esa boca y haz lo que quieras en tus escuelas, en tus embajadas y en TV3 que yo miro para otro lado? Y, eso sí, mientras tanto, sotto voce, y ya no tan sotto voce, la causa indepe que siga su camino.

¿También entra en la normalidad una agresión diaria (9 de cada 10, por parte de independentistas) y el señalamiento de constitucionalistas, el acoso a los comercios y estudiantes que quieren emplear el español, el sectarismo en los medios, el hostigamiento y los ataques a sedes de la oposición, la cancelación cultural en la universidad, etc, etc? ¿Eso es lo que vamos a normalizar?

Nooooo, nos contestarán; queremos normalidad para dialogar. Otra hermosa palabra para engatusar al personal. ‘Todo se puede resolver con diálogo” es la segunda falacia en la que se incurre por cobardía política, al no admitir que no en todo cabe el diálogo, así de sencillo.

¿Se imagina sentarse para hablar de suprimir el derecho al voto de las mujeres o la educación básica? Está claro que son temas “indebatibles”. No entran en la Constitución ¿Cabe el diálogo sobre ello? Sencillamente no.

Por cobardía política no se quiere admitir que, cuando de lo que se quiere dialogar es de referéndum e independencia, tampoco hay nada de qué hablar. O, mejor dicho, que ya está hablado en el Título X de la Constitución (de la reforma constitucional).

Dialogar sobre ello es generar expectativas, es admitir que pueda pasar. Es querer ganar tiempo y engañar a todos. Sea valiente cuando hay que serlo. Dígalo ahora, señor Sánchez: NO es no.

Pero hay que hacer algo, nos dicen a continuación. ‘No podemos no hacer nada’, nos repiten. Esa es la tercera falacia.

Primero, porque sí que se puede no hacer nada si lo que se va a hacer es empeorar. Si se cedió la educación para transformar la escuela en una factoría de independentistas, mejor hubiera sido no hacer nada. Si las cesiones conducen a la desaparición del Estado, a la desigualdad, al despilfarro y al privilegio de unos catalanes sobre otros, mejor no hacer nada.

Y segundo porque, aunque no hacer nada sí que sería una opción, lo cierto es que sí que se está (o, mejor dicho, estaba) haciendo algo: aplicar la ley y la Constitución. Y no es poco.

Pero eso para Sánchez es no hacer nada. Mejor indultar a quien no lo pide ni se arrepiente. Eso sí que es normalizar, dialogar y hacer algo. Tres falacias con un objetivo: pagar el alquiler de la Moncloa.

Un show contra la democracia
Siempre que el Rey invoca el interés nacional, el valor de la Constitución o el Estado de derecho, es un bálsamo para los españoles que siguen creyendo en la libertad y en la legalidad
Editorial ABC 19 Junio 2021

La invocación de los valores democráticos que ha hecho el Rey, coincidiendo con el séptimo aniversario de su proclamación, cobra toda la vigencia en estos momentos críticos para la democracia. Su reivindicación del «interés nacional», de la cohesión y la convivencia, o su compromiso con España «como Estado social y democrático de derecho», representa el mejor mensaje de fortalecimiento de nuestros valores y de una historia común que necesariamente hemos de seguir construyendo todos los españoles. Siempre son necesarios los mensajes de Felipe VI en ese sentido, y abundan en su papel constitucional como árbitro y moderador del funcionamiento de las instituciones. Por eso mismo son relevantes sus palabras en un momento en que el Gobierno está forzando las costuras de muchas de esas instituciones. No es de recibo que nadie utilice la figura institucional del Rey como argumento político de parte porque eso sería pervertir el papel mismo que representa la Monarquía parlamentaria. Sus palabras son nítidas, y bastan y sobran en sí mismas sin necesidad de mayores interpretaciones como bálsamo para los españoles que siguen creyendo en la democracia y la libertad.

No conviene equivocarse. Lo determinante es denunciar la interesada utilización que hace Pedro Sánchez de las instituciones –del propio Gobierno, del Parlamento y de la Justicia– sin ofrecer ni una sola razón lógica para conceder indultos a unos condenados que no se arrepienten de sus delitos y que amenazan con repetirlos. Sánchez no puede invocar ningún argumento político con legitimidad moral para indultar a unos independentistas cuyo único compromiso con la sociedad catalana, y con la española, es romperla en mil pedazos, alterar la convivencia y atentar contra la soberanía nacional. Sin embargo, Sánchez ha demostrado en Barcelona que eso le da exactamente igual. Allí volvió a insinuar la inminente aprobación de los indultos tras anunciar –no iba desencaminado ABC días atrás– que dentro de una semana no serán ya necesarias las mascarillas al aire libre. En un foro económico, Sánchez asoció los indultos a la recuperación económica, hizo propaganda político-sanitaria, y además vino a llamar agoreros a quienes dudan de que la recuperación económica va a ser superior a la estimada. Sánchez vive en un mundo virtual en el que mezcla la razón de Estado, la obsesión por mantenerse en el poder, el bolsillo de los españoles, su afán por la propaganda, y un cesarismo teatral e ilimitado. Tanto, que ha elegido el Liceo de Barcelona para anunciar que los indultos son cuestión de horas.

Frente a la 'foto de Colón' tan manoseada por la izquierda para criminalizar a la derecha, emergen dos fotos que sí son alarmantes para la democracia. Y Sánchez sonríe con ambas. La primera es la 'foto del Liceo', otra sede icónica del 'stablishment' catalán y de esa alta burguesía empresarial que tanto daño ha hecho con su amilanamiento sumiso al separatismo. Esa 'foto del Liceo' no será otra cosa que la expresión de un boato festivo y exhibicionista para legitimar una conjura política contra la sentencia del Tribunal Supremo. Y eso, sin olvidar su argumento más falsario: que los indultos serán también su forma de señalar como involucionistas, antidemócratas y rencorosos a la inmensa mayoría de españoles que los rechazan. La segunda foto es la de Waterloo, donde Pere Aragonès ha acudido a cumplimentar a un prófugo de la Justicia como Carles Puigdemont. Sánchez se dispone a amputar la Constitución y a maltratar a la democracia. Y además, con un show a su mayor gloria, y en un teatro. No va más.

Que Felipe VI se haga «un Balduino»
Eduardo Inda. La razon 19 Junio 2021

Siempre admiré al Rey Balduino de Bélgica. Por su categoría personal, por su honradez, por su austeridad y por ejercer su papel de manera impecable. Nunca protagonizó un escándalo. En mi fascinación tiene naturalmente mucho que ver su matrimonio con una española igualmente ejemplar, Fabiola de Mora y Aragón, y el hecho de que para veranear no eligiera Saint-Tropez, Cerdeña o la muy cool localidad belga de Knokke sino un municipio español. Desde los años 60 poseía un chalé en la tan cero pija como maravillosa Motril, donde la pareja pasaba cuasidesapercibida. Villa Astrida era una excelente casa en primera línea pero no una de esas mansiones que el imaginario colectivo asocia a cualquier jefe de Estado. Allí, por cierto, en tierras granadinas, falleció en 1993.

Un rey de los belgas que había protagonizado tres años antes un episodio que fue portada de todos los periódicos mundiales: con la excusa de una falsa incapacidad temporal, y de acuerdo con el primer ministro, abdicó durante unas horas para no tener que rubricar una ampliación de la Ley del Aborto con la cual estaba en completo desacuerdo. «Mi conciencia me impide firmarla», se justificó Balduino. En Bélgica, como sucede en todas las monarquías constitucionales, el Rey sanciona todas las leyes del Gobierno. España no es una excepción. La polémica que la izquierda mediática podemita ha montado a Ayuso a cuenta de sus palabras sobre el indultazo me ha recordado a lo que aconteció al mejor Rey de la historia de Bélgica hace 31 años.

Lo más grave moral, ética y hasta estéticamente es que se consideren una aberración unas opiniones que son purita sensatez. ¿Acaso ese 60% largo de españoles que pensamos como la presidenta de Madrid somos una panda de fascistas, intolerantes y retrógrados? Venga ya. Más que pertinentes, las preguntas retóricas que formuló en voz alta son obligadas: «¿Va a firmar el Rey estos indultos?, ¿le van a hacer cómplice?». No hace falta ser Einstein para colegir que Felipe VI va a jugar el rol de involuntario cómplice de esta golfada. Más que nada, porque hasta Abundio sabe que discrepa al 10.000% del indultazo por mucho que calle su opinión por ese escrupuloso respeto institucional que el Gobierno socialcomunista no tiene con él. Que discrepa es una obviedad tautológica. Y no sólo porque el Supremo haya señalado unánimemente que la concesión de estas medidas de gracia es ilegal, entre otros muchos motivos porque los interesados no lo han pedido ni han mostrado arrepentimiento. También porque es física y metafísicamente imposible que un Rey de España suscriba una decisión que destroza la separación de poderes y beneficia a unos delincuentes que se quisieron cargar la unidad nacional. Así como cuando este Gobierno aliado de los golpistas prohibió a nuestro Rey acudir a Barcelona a la entrega de los despachos a los nuevos jueces yo le pedí públicamente que desobedeciera, ahora le planteo que abdique un ratito para no tener que secundar esta ignominia. Tampoco conviene olvidar que este indultazo, que responde únicamente al deseo de Sánchez de permanecer subido al Falcon hasta el Día del Juicio Final, constituye un nada involuntario palete a un monarca que el 3-O dio la cara por la legalidad en términos inequívocos. Ha llegado la hora de que dé un puñetazo encima de la mesa. Ya está bien.

Madrid, baluarte liberal contra Sánchez el destructor
EDITORIAL. Libertad Digital 19 Junio 2021

El muro liberal que ha levantado Madrid debe proteger la riqueza regional de la voracidad de Sánchez el incompetente, el cacique, el manirroto. Y servir de referencia al resto de España.

La recién reelegida presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, anunció este jueves su medida económica estrella: una sustanciosa rebaja del IRPF para todos los contribuyentes de la región.

Ayuso quiere procurar un alivio tributario a los más de 3,3 millones de declarantes de IRPF que tiene Madrid. El año que viene entrará en vigor la bajada en medio punto del impuesto para todos los tramos de ingresos, aunque no será hasta 2023, con la campaña de la renta, cuando el bolsillo de los madrileños lo note. El plan de la presidenta supondrá un ahorro de 300 millones de euros al año para los contribuyentes, una media de 98,75 euros por persona, y dejará a Madrid sin apenas rivales en el resto de España. Y no porque en Madrid se paguen pocos impuestos –siguen siendo elevados y deberían seguir bajando–, sino porque en las demás CCAA el saqueo es, en algunos casos, estremecedor.

A la izquierda le escuece sobremanera que Madrid sea desde hace años la región con el IRPF más bajo, porque eso implica que también es la que menos grava a los más ciudadanos con menos recursos. Esta realidad echa por tierra el mendaz discurso de que el Gobierno madrileño únicamente mira por los más pudientes y la ridícula acusación de que practica el dumping fiscal. Nada impide a Cataluña, Valencia o Asturias bajar impuestos también, pero no lo hacen porque prefieren seguir esquilmando a sus contribuyentes. Que un madrileño que gana 20.000 euros brutos al año pague 340 euros menos a Hacienda en el IRPF que un catalán o 150 menos que los habitantes de algunas regiones gobernadas por el PSOE es un dato harto elocuente, que pone a cada uno en su sitio.

Mientras, el Gobierno de Pedro Sánchez tiene en marcha una subida de impuestos sin precedentes que puede resultar devastadora para las rentas medias y bajas. Algunos ya han subido, como el IVA a los refrescos o las primas a los seguros; otros ya están comprometidos con Bruselas, como la subida del diésel, la del Impuesto de Matriculación, la de los billetes de avión, los peajes en las autovías y una lista infinita que podría rebasar los 80.000 millones de euros.

En esta colosal factura también está incluida la abominable armonización de los impuestos de Patrimonio y Sucesiones, que atenta directamente contra la autonomía de la Comunidad de Madrid. Armonizar no es más que la patraña social-comunista para obligar a subir la fiscalidad en las CCAA menos liberticidas. Para evitar un expolio de 5.900 millones de euros y proteger los impuestos cedidos a la región, Ayuso ha anunciado que blindará Madrid ante los desmanes de Sánchez con una Ley de la Autonomía Fiscal.

"Es mucho más fácil tutelar a quien es pobre y dependiente que a quien es libre y autónomo", dijo Ayuso en la primera sesión del debate de investidura. Dijo bien. Sus medidas liberalizadoras han de ejercer de contrapeso para reactivar la economía regional amenazada por los social-comunistas. El muro liberal que ha levantado Madrid debe proteger la riqueza regional de la voracidad de Sánchez el incompetente, el cacique, el manirroto. Y servir de referencia al resto de España.


******************* Sección "bilingüe" ***********************

Los jueces piden a Sánchez que impida que se apruebe el informe de UE que avala los indultos
Loreto Ochando. okdiario 19 Junio 2021

Todas las asociaciones de magistrados, excepto la socialista Jueces y Juezas para la Democracia, han solicitado al Gobierno de Pedro Sánchez que impida que el Consejo de Europa apruebe este lunes un informe que pone en entredicho a la Justicia española, y lesiona el prestigio del Poder Judicial. El problema para la Asociación Profesional de la Magistratura, la Asociación Judicial Francisco de Vitoria y el Foro Judicial Independiente es que, tal y como publicó OKDIARIO, ese informe será uno de los anclajes del Ejecutivo sanchista para motivar los indultos a los condenados del procés.

Los jueces españoles han elevado su protesta a través de un comunicado en el que reprochan el proyecto del Comité de Asuntos Legales y Derechos Humanos de la Asamblea del Consejo de Europa. Los miembros de la judicatura consideran que se «pone en entredicho la objetividad y transparencia del Poder Judicial y su compromiso de garantizar la libertad y los derechos fundamentales de todos los ciudadanos» al comparar a España con Turquía.

«El texto sugiere una equiparación entre la situación de España y de Turquía, países cuyos regímenes políticos y situación del estado de derecho y garantías democráticas difieren de manera rotunda, sin que sea preciso abundar en las diferencias por su carácter patente y conocido», señalan.

Los indultos
Los firmantes del comunicado también han entrado al tema indultos, y han reprochado que el texto a debatir en la Asamblea presente la actuación de «determinadas personas condenadas por delito de sedición» como una «mera discordancia política abordable desde el ámbito del debate político, desconociendo la vertiente de lesión a bienes jurídicos esenciales como son la paz pública, la seguridad ciudadana y la recta administración de fondos públicos, que, según parece entender el proyecto, no se resentiría por una aplicación caprichosa de los mismos a finalidades ajenas a su destino, siempre que lo ordenen políticos y se orienten a finalidades de tal carácter».

En este sentido, OKDIARIO ya explicó que el texto está plagado de incorrecciones, imprecisiones y argumentos tergiversados. Para su elaboración, Cilevics recogió la opinión de varios expertos. Entre ellos, menciona al juez español Luis López Guerra. Este magistrado -que fue , entre otros cargos, secretario de Estado de Justicia durante el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero- fue uno de los jueces del Tribunal Europeo de Derechos Humanos que tumbaron la conocida como doctrina Parot al apoyar el recurso interpuesto por la etarra Inés del Río. Según se recoge ahora en el informe sobre el independentismo, López Guerra opinó sobre la proporcionalidad de las condenas impuestas a los dirigentes separatistas.

CGPJ
En su escrito, además, los magistrados españoles también solicitan que el órgano de Gobierno de los jueces ‘se moje’. Así, le piden al Consejo General del Poder Judicial que que se pronuncie «oficialmente» sobre el contenido del proyecto y denuncie públicamente «las falsedades e inexactitudes» que contiene para «evitar» una declaración que «lesiona el prestigio del Poder Judicial y la necesaria confianza en su recto funcionamiento cara a los ciudadanos».

Privilegios para los delincuentes
Eduardo Goligorsky. Libertad Digital 19 Junio 2021

Que se cumplan las sentencias y se habiliten las urnas.

Dicta el código deontológico de la profesión periodística que cuando la policía captura in fraganti a un sujeto que acaba de cometer un delito, se le aplica en la noticia, aunque parezca absurdo, el calificativo de "presunto delincuente". El "presunto" desaparece solo cuando el reo ha sido juzgado con todas las garantías legales y condenado a la pena que corresponde. Por consiguiente, los presos que el Frankenstein conchabado con los renegados se dispone a dejar en libertad, contra la opinión de la Fiscalía y el Tribunal Supremo, son delincuentes sediciosos y malversadores sentenciados. Sin atenuantes.

Desfachatez cínica
La desfachatez cínica con que el Ejecutivo entreguista argumenta su capitulación en beneficio de los delincuentes empedernidos no tiene límites. La vicepresidenta Carmen Calvo bate récords de mendacidad en una entrevista (LV, 13/6):

La única alternativa viable para Cataluña es normalizar las relaciones institucionales, parar la tremenda confrontación provocada por el independentismo y la derecha española, y estabilizar la situación. (…) La única alternativa de la derecha es volver a la plaza de Colón, una y mil veces, a decirle a Cataluña que el resto de España está en su contra. (…) Los indultos están cerca y pido al PP que no se enfrente a Cataluña.

Calvo se apropia de la falacia más insidiosa del agitprop secesionista cuando regurgita procazmente que alguien –la derecha– pone al resto de España contra Cataluña y que el PP se enfrenta a Cataluña. Lo que sucede es exactamente lo contrario. El resto de España asiste, condolido, a la operación retrógrada emprendida por una oligarquía tribal que está fracturando a la sociedad catalana para llevarla por el camino del aislamiento, el empobrecimiento y la aculturación, a las tinieblas de su pasado feudal. Sacudido por este espectáculo degradante, el resto de España –de derecha, centro e izquierda– se moviliza en auxilio de la inmensa mayoría de sus compatriotas catalanes sometidos a la dictadura de la élite identitaria y su banda de delincuentes.

Paleto insolente
La embaucadora Calvo no podía prescindir en su tocomocho de las reflexiones del cenobita Oriol Junqueras, que, según ella, "ayudan a entender la evolución de una parte importante del independentismo catalán". Ja, ja, ja. Más realista, la directora adjunta del diario del conde Godó, Lola García, escribe ("Independentismo en transición", LV, 13/6): "Al mismo tiempo, Junqueras suelta de vez en cuando duras diatribas contra el Estado español y a favor de la independencia. Cuando salga de la cárcel, no solo lo seguirá haciendo, sino que se repartirá ese papel con el president Pere Aragonès". Aragonès, otro paleto insolente alzado contra su Rey.

Diálogo. Concordia. Magnanimidad. Desinflamación. ¿Alguien ha oído estas palabras en labios de los cabecillas de la sedición impenitente y de los delincuentes que esperan el indulto? Jamás, como no sea para burlarse de quienes las emplean como cebo. Solo figuran en el vocabulario de los vendedores de la mercancía tarada que subasta la tienda Frankenstein. Unos chamarileros que se jactan de haber desterrado los sentimientos de venganza y revancha, cuando estos son los que ellos emplean sistemáticamente, con vehemencia guerracivilista, en sus campañas de acoso a la mayoría democrática de la sociedad española, que incluye la catalana.

Maniqueísmo beligerante
Son los delincuentes beneficiados por la generosidad de los felones quienes monopolizan el maniqueísmo beligerante. Para comprobarlo, basta medir el calibre de las acusaciones de traición y cobardía que se intercambian los capos de las diversas sectas supremacistas cuando polemizan sobre los efectos del 1-O y las perspectivas de la unilateralidad. Aunque tampoco hay que atribuir estas controversias únicamente a refinamientos ideológicos. Detrás de la delincuencia sediciosa también se ocultan motivaciones crematísticas. Nos lo recuerda Lola García en el artículo arriba citado: "Unos se entregan a la purga interna por ocupar cargos". Los trepadores utilizan la estelada como banderín de enganche en la tenaz competición por una buena tajada del presupuesto público.

Las medidas de gracia son los privilegios que el Gobierno Frankenstein otorga a los delincuentes que lo apuntalan con sus escaños. Delincuentes cuyas soflamas cotidianas destilan, aun después de anunciados los indultos complacientes, fuertes cargas de odio contra su verdadera patria, España, y contra sus verdaderos compatriotas, los españoles. Llevan el odio en sus genes. Y este odio tiene una semilla racista que solo puede completar su maduración con la independencia que levantará una frontera entre los pura sangre y los mestizos. Las proclamas de los moderados y los radicales, de los pragmáticos y los ortodoxos, de los académicos y de la chusma patibularia, desembocan, todas, sin excepción, en la independencia. La independencia será el tema central de cualquier mesa de diálogo, y hacia ella gravitarán los indultados, los amnistiados y los retornados.
Habilitar las urnas

En este contexto, no podía faltar el consejo de Francesc-Marc Álvaro, embarcado en la reflotada corriente pujolista del "hoy paciencia, mañana independencia". Lo plantea sin tapujos desde el título: "La nueva etapa y las derrotas" (LV, 10/6): "Poner la unilateralidad en el centro es un falso problema, que esconde el reto esencial: el independentismo debe convencer todavía a muchos catalanes y ha de reescribir su guion". Para consolidar el apartheid ya implantado, claro está.

El gran timo está en marcha. Para frenarlo, la respuesta de la sociedad civil leal a la Constitución del 78, a la Monarquía parlamentaria y a la integridad territorial de su patria española debe ser: ¿privilegios para los delincuentes? Un rotundo ¡NO!

Que se cumplan las sentencias y se habiliten las urnas.

PS: El Gran Felón indulta a los condenados por conspirar contra el Estado de Derecho y contra la integridad de España. Si es tan magnánimo con los culpables de delitos atroces de lesa patria, no deberá extrañarnos que mañana también lo sea, sin compromisos políticos, con los asesinos, pedófilos, maltratadores y atracadores de bancos. Toda la escoria a la calle con la bendición de Su Sanchidad.

El ‘perdón a la traición’, el indulto: la medida que fue imprescindible para el nacimiento del chavismo
en españa, a diferencia de Iberoamérica, ni siquiera existe el arrepentimiento previo
Daniel Lara Farías. https://gaceta.es 19 Junio 2021

Dijo Simón Bolívar en su Manifiesto de Cartagena de 1815:

“A cada conspiración sucedía un perdón, y a cada perdón sucedía otra conspiración que se volvía a perdonar, porque los gobiernos liberales deben distinguirse por la clemencia. ¡Clemencia criminal que contribuyó más que nada a derribar la máquina que todavía no habíamos enteramente concluido!”.

Se quejaba el mantuano caraqueño y líder de los blancos criollos venezolanos de la actitud del Gobierno provisional que surgió en la Capitanía General de Venezuela al término del proceso que arrancó en 1810 con el desconocimiento de la regencia de Cádiz y la reivindicación de los derechos de Fernando VII sobre las colonias. Frustrado, el posteriormente llamado Libertador resentía de la manía liberal del perdón per se, reflexionando con cierto tino sobre la reincidencia natural que cometen los felones en su ruindad. Tal y como el escorpión y la rana, siempre por naturaleza la Democracia caerá envenenada por aquellos felones que reciben su perdón.

Y por supuesto, nada persigue más una felonía colectiva que el perdón oficial. Es que quien traiciona a la Nación, al llevar de por vida el rótulo de traidor, de pérfido y de enemigo, buscará por todos los medios que se le perdone y se le retire dicha condena social. Porque evidentemente, convertirse en un leproso dentro de la sociedad le impedirá usar los mecanismos que la misma ofrece para volver a intentar su felonía. Es necesario el perdón para seguir traicionando a la Nación.

La Habana, como siempre
Ejemplos sobran y por supuesto viene a cuento el perdón que un chafarote imbécil como Fulgencio Batista concedió a Fidel Castro y sus secuaces en el asalto al Cuartel Moncada. Recibido el perdón, reavivada la conspiración, reiniciada con más bríos la traición a la Nación. La desgracia posterior ya es lo suficientemente legendaria como para recordarla.

Fue precisamente el indultado Fidel, ya convertido en tiranuelo, quien se encargó de auspiciar movimientos insurgentes por toda América. En Venezuela, vimos como llegaron al menos tres incursiones armadas con guerrilleros venezolanos formados en Cuba, al mando de oficiales del Ejército cubano. Tras su desembarco, los que no fueron repelidos no más poner un pie en tierra se fueron a las montañas a establecer frentes guerrilleros para hostigar a productores agropecuarios y campesinos a los que decían representar en la lucha. Además, se encargaron de promover golpes militares con “oficiales de izquierda” en contra de gobiernos democráticamente electos y desataron todo tipo de actos terroristas en las zonas urbanas.

Las “Unidades Tácticas de Combate” regaron de sangre las calles de las ciudades venezolanas. La política “mata un policía y haz Patria” buscaba que se asesinara al menos un policía diario. Decenas de funcionarios policiales asesinados por la espalda, aún estando de civil, eran cosa cotidiana.

El reclutamiento de jóvenes en universidades y liceos, para unirlos a la “lucha guerrillera” y finalmente alcanzar el anhelo de “ser como el Che” ya era un crimen en si mismo. Ni hablar de las “expropiaciones revolucionarias” mejor conocidas como asaltos a bancos. O la ruin práctica del secuestro con fines extorsivos, delito fundamental del asesinado padre de Delcy y Jorge Rodríguez.

Luego de cometer todos esos crímenes y muchos más, se reducen los felones con la fuerza pública y con la contundencia que merecen. A la cárcel o a la fosa los mandó el poder del Estado, que logró defender la democracia y salvar a la Nación de las apetencias de los comunistas. Y fue allí donde empezó el clamor de clemencia. Los pedidos de perdón. Los arrepentimientos. Después de cerca de cinco mil muertos en casi una década, se acudía a la bondad democrática hacia los culpables de la sangría nacional.

De la mano de un socialcristiano, casi teólogo como Rafael Caldera, llegaría el perdón. Jesuítico, cardenalicio o papal, se le abrió el cerrojo de las celdas a cientos de delincuentes que, según decían, se acogían a la vida democrática renunciando a la violencia armada contra el Estado. Pasaron más de diez años para que poco a poco se fueran acogiendo a la medida la mayoría de los combatientes, siempre reducidos en número. Salieron de la cárcel o bajaron de las montañas, a integrarse en partidos políticos de izquierda, a recibir salarios en instituciones públicas como centros culturales o universidades, ministerios inclusive.

Por años se mantuvieron en la trastienda, simulando haberse regenerado. Falso. Nunca renunciaron al castrismo que los formó. Jamás abjuraron de su credo comunista. Nunca pararon la conspiración.

De forma sostenida infiltraron las fuerzas armadas, poniendo a muchachos adoctrinados desde temprano a enrolarse en la Academia Militar. Dicen que Chávez fue uno de ellos y varios de sus compañeros de armas, antes y después de él, lo han confesado. Durante décadas formaron en aulas de las principales universidades a generaciones de profesionales que veían al mundo desde la izquierda, pero siempre con dinero del Estado. Eran las universidades públicas el foco de grupos anárquicos que protestaban de forma violenta cada semana, en prácticas vandálicas que harían palidecer a las “kale borroka” de la ETA.

Así llegó el 4 de febrero de 1992. En cinco ciudades de Venezuela, incluida la capital Caracas, se alzaron guarniciones militares contra la democracia. Con fuego de mortero atacaron la residencia presidencial y el palacio de Gobierno. La rápida acción del presidente Carlos Andrés Pérez logró detener la acción, que ya al amanecer estaba derrotada en todo el país. Un hundido Hugo Chávez salió en televisión asumiendo la responsabilidad por el golpe y pidiendo a los focos que aún resistían, que se rindieran.

Entre los auspiciadores y detenidos se encontraban la mayoría de los perdonados por las amnistías previas. A pocos se les capturó en ese momento. Al dejarlos en la calle se continuó la conjura y en noviembre del mismo año el país se conmovió con otra intentona de golpe. En esta ocasión de ribetes más horrendos, pues incluyó el bombardeo de Caracas con aviones de guerra en manos de los golpistas, que sin piedad descargaron cuanto pudieron contra blancos civiles, con el alto costo en vidas inocentes que puede esperarse de tal acción.

Pero el que se rinde ante la infamia es capaz de rendirse una y otra vez. Y eso pasó.
Más perdones, más conjuras

Estaban presos los golpistas militares y también algunos civiles hasta que vino, otra vez, el socialcristiano Rafael Caldera a la presidencia. Otro perdón a los felones. Y lo demás es historia: Hugo Chávez fue el sucesor de su perdonador en la presidencia. Murió en el poder y dejó en el cargo a su heredero de fechorías Nicolás Maduro, destruyendo ambos a la Nación que cayó bajo el embrujo de los perdonados por la propia democracia.

Podría decirse entonces que la frase de Bolívar es una sentencia cierta en el caso venezolano. Pero en realidad, va más allá de Venezuela. Sin perdones a las traiciones, no existiría el chavismo. Si se hubiese condenado a la pena máxima de treinta años de cárcel tal y como correspondía a todos los participantes en las conjuras contra la democracia, el chavismo no se habría convertido en una fuerza arrolladora destructora de la democracia.

Si se les hubiera dejado en la cárcel e inhabilitado políticamente a los guerrilleros de los años sesenta, no habrían estado desde las instituciones conjurándose contra la democracia.

Si se hubiese condenado a Hugo Chávez a la pena máxima posible en 1992 y se le hubiese inhabilitado de por vida para acceder a cargos públicos, estaría en estos momentos aún cumpliendo su pena en alguna cárcel.

Pero la piedad que no tienen los felones con la Nación cuando conjuran contra ella, la tiene la democracia a la hora de procesarlos. Así, a cada perdón, viene una nueva conjura.

Pero como el chavismo al parecer en España es peor que el venezolano, se plantea indultar a gente que ni siquiera está pidiendo indultos. Se busca perdonar a gente que no está arrepentida y que promete, desde la cárcel, continuar en su conjura. Podría decirse entonces que a Sánchez se le ocurre empeorar la sentencia de Bolívar, pues al dejar en la calle a unos felones, no vendrá una nueva conjura sino que se continuará en la conjura de siempre, que será la verdaderamente indultada.

Y a ese perdón, claro está, hay que considerarlo una traición.

Chapotean en el mismo estercolero
OKDIARIO 19 Junio 2021

Albano Dante Fachin fue secretario general de Podemos en Cataluña y diputado de aquel invento que respondía al nombre de Catalunya Sí Que es Pot. Uno de esos tipos de corte totalitario que poblaron las filas populistas y formaron parte del star system catalán. Se marchó de Podemos en una de esas refriegas fratricidas que caracterizan a la formación morada, pero dejó huella de su sectarismo hasta el punto de que el sumario de la Guardia Civil sobre los CDR le dedica unos párrafos reveladores. Dante Fachin pidió ayuda a los Comités de Defensa de la República -ya saben, el brazo armado de los golpistas, los que incendiaban las calles y estaban preparando acciones terroristas- para que dieran cursos de formación a los ‘círculos’ podemitas. O sea, que Dante Fachin, a la sazón secretario general de Podemos en Cataluña, y los CDR tenían una relación profesional. Conmovedor.

Lo que viene a poner de manifiesto que el populismo de ultraizquierda catalán y los violentos cachorros del golpismo beben de la misma fuente y comparten la manera de ejercer eso que llaman «activismo». En realidad, son la misma bazofia, aunque respondan a siglas diferentes. La calle une mucho, sobre todo cuando se trata de incendiarla. Es difícil distinguir a Podemos de los separatistas, pues chapotean en el mismo estercolero.

Dante Fachin se fue de Podemos, pero nada ha cambiado. Populismo y golpismo comparten los mismos medios y no se distinguen en los fines. Son lo que son y prueba de ello es que en el sumario de la Guardia Civil aparecen los unos y los otros, el mismo mejunje. No es de extrañar que el socialcomunismo haya decidido abrirle a los sediciosos las puertas de la cárcel. Por humanidad, dicen, mientras la Benemérita desnuda las mentiras de unos y otros con un informe que a Sánchez no le hará moverse un milímetro de su decisión de indultar a la chusma que le tiene cogido por la entrepierna.


Recortes de Prensa   Página Inicial























































































































































































































































 

 

 1  1